Tratamientos naturales para la artritis

     Hoy en día, estos tratamientos se han convertido en una forma popular para que quienes padecen artritis eviten los riesgos de los medicamentos recetados. La función de estos tratamientos es aliviar el dolor y el sufrimiento de las personas que luchan contra la artritis reumatoide y la osteoartritis. También existen tratamientos para la artritis, que ayudan a regenerar y vigorizar los componentes esenciales del cartílago y los huesos.

     La siguiente es una lista de tratamientos para la artritis natural:

  • Mangostán. Su composición contiene cantidades muy importantes de antioxidantes, esenciales, que tienen la función de prevenir daños en el cartílago óseo. Los antioxidantes como la vitamina E ralentizan la descomposición del cartílago y la vitamina C ayuda a formar colágeno, la principal proteína del cartílago y los huesos.
  • Los pacientes con osteoartritis con sulfato de glucosamina alivian el dolor y la inflamación, mientras promueven el crecimiento del cartílago. Aunque su aceptación como terapia ha variado, ciertamente se ha convertido en uno de los tratamientos más comunes para la osteoartritis.
  • Los médicos también recomiendan a las personas que padecen osteoartritis y sulfato de condroitina, porque se considera un ingrediente importante en la composición del cartílago.
  • Boswellia Serrata es otro medicamento antiinflamatorio que reduce el dolor causado por la hinchazón.
  • Otro producto antiinflamatorio y analgésico se llama “garra del diablo”. Este es un botánico africano nativo.
  • Después de muchos años, los investigadores también han descubierto que el jengibre también reduce el dolor de la artritis. También ayuda a la digestión y alivia las náuseas.
  • MSM o metilsulfonilmetano es una forma orgánica de azufre. Se ha demostrado que el MSM reduce el dolor y la inflamación.
  • El manganeso es esencial para la formación de cartílago y también ayuda a mantener huesos fuertes.
  • Y por último, pero no menos importante, aloe vera. Su función es reducir la inflamación y curar las articulaciones del cuerpo lo más rápido posible.